sábado, 30 de abril de 2011

Estelas - Respuesta

¿Cuando los aviones vuelan muy alto, qué es esa estela blanca que dejan en el cielo?
 Esta es una pregunta que mucha gente me hace, ya sea en reuniones con amigos, en foros o por correo electrónico...





A340 SWISS (2009)
Nikon D2x + Nikon 70-200mm @ 105mm 1/250 - f7.6 -1.0EV - Iso 100

El aire caliente y comprimido después de pasar por los motores, contiene agua de la combustión, que al salir se descomprime y enfría bruscamente, lo que provoca su condensación.
Este cambio de estado produce la nube, que en realidad es agua en forma de gotitas o cristales de hielo.





FIRMANDO EN EL CIELO (2006)
Nikon D100 + Nikkor 80-400mm @ 400mm 1/1000 - f5.6 - Iso 200

Esta es una de mis fotos más curiosas, en la que podemos observar tres efectos que rara ocasión se ven a la vez:

Condensación sobre los planos: 
Esto se suele ver durante los despegues o aterrizajes, cuando el avión está creando mayor sustentación y las condiciones atmosféricas son las idóneas.
El aire que fluye a través del perfil del ala lo hace más deprisa sobre su parte superior.
Esto hace que sobre el ala la presión sea inferior que debajo de ella y por lo tanto, si baja la presión también lo hará la temperatura, que en ocasiones baja por debajo del Punto de Rocío.
El Punto de Rocío es la temperatura a la cual el aire no puede contener humedad de manera invisible.
Cuando esto pasa en el suelo lo llamamos niebla.

Estelas de condensación creadas por los motores:
Esto lo solemos ver en los aviones que vuelan a nivel de crucero.
El aire caliente y comprimido después de pasar por los motores, contiene agua de la combustión, que al salir se descomprime y enfría bruscamente, lo que provoca su condensación.
Este cambio de estado produce la nube, que en realidad es agua en forma de gotitas o cristales de hielo.

Arco Iris:
Esos mismos cristales de hielo y gotitas de vapor de agua actúan como prismas refractando la luz del Sol que pasa a través de ellas produciendo el tercer efecto, que es el que le da color a la foto y que es el más difícil de observar de los tres, porque el observador debe estar en la posición adecuada con respecto al Sol para poder verlo.

Lo curioso es que las condiciones atmosféricas de aquel día propiciaron que la condensación sobre los planos permaneciese durante el tiempo suficiente y a su vez se uniera a las estelas de condensación de los motores y estas refractaran la luz del Sol de tal forma que desde nuestra posición fuera visible el efecto arco iris.


© Ismael Jordá