viernes, 21 de abril de 2017

Aorus GTX1080 Ti Xtreme Vs GTX1080 FE - Review

Hola a todos de nuevo.

El pasado mes de Marzo Nvidia lanzó al mercado una nueva tarjeta gráfica de gama alta basada en el chip Pascal. La GTX 1080 Ti. Al contrario de lo que suelo hacer, esta vez no he comprado el modelo de referencia, llamado Founder's Edition, sino que he dejado pasar 1 mes hasta que han empezado a llegar a las tiendas los modelos personalizados, que implementan sus propios sistemas de ventilación y que suelen trabajar a velocidades de reloj superiores.

La elegida ha sido la Aorus GTX 1080 Ti Xtreme Edition, que es una de las que más overclock de serie ofrecen (1632Mhz-1746Mhz) y que junto con su sistema de refrigeración Windforce con 3 ventiladores de 100mm y un enorme bloque de cobre, mantiene a raya la temperatura de la gráfica de manera muy eficiente. Además, cuenta con la característica FAN STOP que apaga los ventiladores por completo cuando está en reposo.

Como comprobamos en el anterior análisis, con la GTX1080 pudimos decir adiós definitivamente a la necesidad de montar un SLI para jugar a 2k y 60fps, por lo que la comparativa se limitará a configuraciones SINGLE de cada una de las tarjetas a esta resolución (2560x1600).


PRESENTACIÓN

Para empezar vamos con unas fotos de presentación y comparativa de ambas gráficas.
AORUS es una marca subsidiaria de GIGABYTE enfocada al hardware de alto rendimiento para gamers. En la caja se especifican algunas de las características principales de la tarjeta, entre las que destacan los 4 años de garantía a través de su página web.

En la parte trasera se detallan con fotografías esas características a las que hace referencia en el anverso de la caja.

Retirando la cubierta principal se descubre un estuche de cartón negro con el logo en el centro.

Lo primero que vemos al abrir el estuche es un sobre colocado en un hueco recortado en la espuma protectora.

Dentro del mismo nos encontramos un CD de drivers, una guía rápida, una insignia adhesiva del logo de Aorus e información adicional de la garantía y las diferentes conexiones de vídeo de la gráfica.

Debajo de la protección de espuma se encuentra la tarjeta envuelta en papel anti-estático rodeada de espuma de color negro. Aquí también se adjunta un adaptador de 8 pines.

PROMOCIÓN
Por la compra de la tarjeta se nos regala un código con el que podremos descargar uno de estos dos juegos de UbiSoft. En esta ocasión ninguno de los dos me llama especialmente la atención, pero es un detalle que se agradece mucho.
¡Bravo Nvidia!

LA TARJETA
El diseño es totalmente distinto a lo que he tenido hasta ahora.
Lo primero que llama la atención es su enorme tamaño y el peso.

CONEXIONES DVI - HDMi - Display Port
Tiene una gran cantidad de conexiones.
1x DVI-D, 2x HDMi (2.0), 3x Display Port (1.4).
Todas protegidas por tapones de plástico.

CONEXIÓN VR LINK
En la parte delantera de la gráfica tiene una conexión HDMi (2.0) que podemos conectar a un panel frontal (VR-Link) que se vende por separado y de esta forma disponer de un puerto HDMi accesible para enchufar las gafas de realidad virtual.
También está protegida por un tapón de plástico.

CONEXIÓN SLI
Las conexiones SLI están protegidas por 2 piezas de plástico.

CONEXIÓN PCIe 3.0
La conexión PCI-Express lleva una protección de goma.

ALIMENTACIÓN
2x conexiones de 8 pines.

BACKPLATE
Destaca el bloque de cobre en la parte trasera y el logo Aorus con sistema de iluminación RGB FUSION.

FRENTE A FRENTE
Las diferencias tanto en tamaño como en diseño saltan a la vista.
La Aorus opta por un diseño abierto de refrigeración, compuesto por un enorme bloque de cobre combinado con 5 heat-pipes y un disipador con aletas de aluminio sobre el que monta 3 ventiladores de 100mm.
La 1080 Founder's Edition elige la cámara de vapor como sistema de refrigeración, cerrado por una carcasa de metal con ventana de metacrilato y con una única turbina que se encarga de expulsar el aire fuera de la caja.

TAMAÑO
La Aorus es casi 3 centímetros más larga que el modelo de referencia y necesitaremos 3 slots para poderla instalar en nuestra caja, al contrario de los 2 que requiere la Founder's Edition.

CONEXIONES
La Aorus conserva todos los conectores de la anterior generación y además añade otros 2 HDMi (2.0). Uno de ellos en la parte interior, como hemos visto (VR-Link)

PARTE POSTERIOR
La diferencia es monstruosa.
En la Aourus se distinguen los 5 heat-pipes de cobre y el conector VR-Link.

ALIMENTACIÓN
Pasamos de 1 conector de 8 pines a 2.

REVERSO
De nuevo las diferencias estéticas saltan a la vista.
Destaca la robustez que transmite la Aorus.


------------------------------------------------------


METODOLOGÍA DE LAS PRUEBAS

  • Todas las pruebas están realizadas bajo el sistema operativo Windows 10 Pro 64bits
  • Drivers 381.65
  • Las gráficas muestran los resultados de imágenes por segundo (FPS) de media  y mínimos obtenidos tras la realización de los test, indicando además, en qué porcentaje supera la AORUS 1080Ti a la 1080 FE.
  • Se han medido las imágenes por segundo (FPS) con FRAPS por un recorrido del juego cuidando que todos los efectos pudieran verse durante el mismo.


EQUIPO UTILIZADO
Caja: Corsair Obsidian 800D (Review)
Placa: Asus Rampage IV Black Edition
Micro: i7 3960x @4GHz
Memoria: Corsair Vengeance 32GB (Review)
Refrigeración: Corsair H100i
Fuente: Silverstone Strider 1500W
Monitor: Del U3011 30" (2560x1600) (Review)
SSD 1: Samsung 840 500GB
SSD 2: Samsung 850 1TB
SSD 3: Sandisk Ultra II 1TB
SSD 4: Crucial 256GB
HDD 1: WD Caviar Black 4TB
Teclado: Steelkeys 6G
Ratón: Logitech G700s (Review)
Tableta: Wacom Intuos 4 L
Altavoces: Gigaworks T40
Auriculares: Logitech G933 Artemis Spectrum


BANCOS DE PRUEBAS SINTÉTICOS
Antes de probar los juegos, empezamos pasando los típicos test, que si bien no reflejan lo que podemos esperar jugando, si que nos sirve para comparar de manera más sencilla los resultados entre nosotros. Incluyo además el nuevo Superposition de Unigine.


Se ha probado con las opciones que vienen por defecto al ejecutar el test FIRE STRIKE sin ninguna modificación.


En la exigente prueba de rendimiento Fire Strike, la Aorus obtiene casi 3500 puntos más que la GTX1080FE, lo que supone un incremento del 22%.


La prueba se ha realizado a una resolución de 2560x1600 y TODAS las opciones gráficas al MÁXIMO.

La Aorus rinde casi un 60% más que la GTX1080FE, que se traduce en 30fps más de media.


La prueba se ha realizado a una resolución de 2560x1600 y TODAS las opciones gráficas al MÁXIMO.

43% más de rendimiento la Aorus con respecto a la GTX1080FE, lo que suponen 25fps más.



Este nuevo test de la empresa Unigine se ha pasado en su opción 1080p Extreme.

Vemos un rendimiento un 50% superior de la Aorus con respecto a la GTX1080FE, lo que suponen 15fps más de media.



PRUEBAS CON JUEGOS
Vamos con los juegos.
He elegido algunos de los más exigentes gráficamente hablando.
Además, he decidido incluir en la lista 3 juegos terriblemente optimizados como son: Dead Rising 3, Mafia 3 y Batman Arkham Knight, para ver si con fuerza bruta somos capaces de correr el juego a 2K y 60fps pese al mal trabajo de los programadores.

Además, dejo de lado las pruebas de rendimiento incluidas en algunos de ellos para hacer las mediciones con FRAPS en un recorrido del propio juego procurando que todos los efectos puedan verse durante el mismo.

La intención no es buscar la configuración óptima para correr el juego a 2K/60fps, sino ver de lo que es capaz la AORUS. Por lo tanto y teniendo esto en mente, las pruebas se realizarán con TODAS las opciones gráficas y efectos al MÁXIMO.


Comenzamos con The Witcher 3, una auténtica salvajada a nivel gráfico y un juego que todo el mundo al que le guste el rol debería jugar.
Es muy exigente pero sin embargo muy configurable y que podremos adaptar a nuestro equipo a través del completo menú de ajustes gráficos.
Para la prueba se ha configurado TODO en ULTRA, Hairworks AA8x y HBAO+


La diferencia salta a la vista. La Aorus saca un 50% más de rendimiento en imágenes por segundo, que suponen 25fps. Los mínimos tampoco bajan de 65fps lo que nos garantiza una experiencia de juego fabulosa con absolutamente TODOS los ajustes gráficos a tope.



Ryse es un juego cuyo mayor aliciente son los gráficos, pero que además está muy bien optimizado.
Si os gustan las películas de romanos no deberíais perdéroslo, porque a menudo se puede encontrar por menos de 5 euros.
TODOS los ajustes en ULTRA y medición por un recorrido del juego con FRAPS.


Ryse ya funcionaba muy bien con la GTX1080FE pero los mínimos bajaban de vez en cuando por debajo de los 60fps. La nueva gráfica logra que los mínimos se mantengan en torno a los 80fps y la media en unos espectaculares 114fps, que supone más de un 50% con respecto a la anterior generación.



El más antiguo (Mayo 2013) de todos los juegos de la prueba pero todavía uno de los más exigentes. Veamos qué tal se porta la AORUS si ajustamos TODO en ULTRA.


En el exigente Metro Last Light la Aorus vuelve a sacarle algo más de un 50% a la GTX1080FE con 20fps más y superando la barrera de los 60fps. En cuanto a los mínimos, hay algún bajón puntual hasta el entorno de los 40fps, pero no empaña la experiencia de juego.


Un simulador de conducción espectacular que además funciona como una máquina bien engrasada con TODOS los ajustes y efectos en ULTRA. Para la prueba se ha medido con FRAPS una vuelta al circuito de SPA en Bélgica con 32 coches en pista y saliendo el último, para que podamos ver delante a todos los oponentes y la carga gráfica sea mayor.

Esto es un ejemplo de juego bien optimizado. La GTX1080FE ya lo movía con soltura, no bajando nunca de los 60fps y con una media que superaba las 100 imágenes por segundo, pero la Aorus sube la media más de un 40% rebasando los 150fps sin bajar nunca de los 80fps. Una auténtica delicia para los poseedores de un monitor de 144Hz.


Uno de los juegos cuyos gráficos más me han impactado en el último año. Una verdadera maravilla visual, pero además divertido de principio a fin. No os lo perdáis.
Para la prueba se ha ajustado TODO en ULTRA con HBAO+TODOS los efectos activados.

Otro más que la Aorus nos permite jugar con todos los ajustes gráficos al máximo sin bajar nunca de los 60fps. La GTX1080FE se defendía de maravilla con medias de 80fps, pero la 1080Ti mantiene los 112fps, que es un 36% más.


Aunque da la sensación de que al final han dejado la historia inconclusa, este sigue siendo un muy buen Deus-Ex. Sigue haciendo gala de ese ambiente futurista y esa banda sonora que sin llegar al nivel del Human Revolution sigue estando muy bien. Para probarlo he ajustado TODO en ULTRA.

Juego muy exigente con todos los ajustes al máximo, aún así la Aorus no baja nunca de los 50fps, manteniendo de media una tasa de 66fps, lo que supone un 34% más de rendimiento con respecto a la GTX1080FE.


El juego más moderno (Marzo 2017) de la prueba, me lo regalaron con la Aorus y no podía quedarse fuera del análisis. He ajustado TODO en ULTRA con HBAO+ y SMAA+FXAA.
A ver cómo se porta la gráfica.

Con todos los ajustes gráficos de Wildlans al máximo, la Aorus no logra mantener los 60fps de media, pero rinde un 25% más que la GTX1080FE.



------------------------------------------------------



He dejado para el final los más duros de pelar, no sólo porque sean muy exigentes gráficamente hablando, sino porque además están tan mal optimizados que ni los ordenadores más potentes son capaces de hacerlos correr con soltura.
Veamos si la AORUS es capaz de moverlos por la fuerza.


Empezamos por la tercera entrega de Dead Rising, donde nos enfrentamos a una invasión zombi con todo tipo de armas, vehículos y artilugios. Cientos de enemigos en pantalla, TODO ajustado en ULTRA y SMAA T2X

Pues lo mueve, y vaya si lo mueve. 77fps de media y mínimos por encima de 60fps.
Un 20% más con respecto a la GTX1080FE, que ya lograba moverlo bastante bien.




La historia, la banda sonora, el doblaje y la ambientación son excelentes, pero las mecánicas de juego se hacen aburridas después de las primeras horas. Si a eso le añadimos la mala optimización que sufre, tenemos un hueso duro de roer para la AORUS.

Aquí tenemos la prueba de la mala optimización del juego. A pesar de lograr una media de 65fps, de vez en cuando y sin saber cómo ni porqué al juego le da por bajar hasta los 0fps (CERO) durante un segundo y continuar corriendo bien. Esta es la razón por la que no existen las columnas rojas de FPS MÍNIMOS.


Por último el lanzamiento más desastroso que he vivido nunca en PC. Salió tan mal programado que a los pocos días tuvieron que retirarlo de la venta en Steam para intentar arreglarlo.
Lo hicieron en parte, pero no del todo. Aún así, sigue suponiendo todo un reto para las gráficas más potentes y algo imposible para las más modestas.
No obstante, el juego es una auténtica maravilla. Si eres capaz de moverlo decentemente no deberías dejarlo pasar, porque además se puede encontrar por 10-15 euros.

De nuevo se refleja en las gráficas la mala optimización del juego, ya que a pesar de lograr mantener la tasa de imágenes por segundo en más de 80fps, los bajones puntuales hacen que se desplome hasta los 50fps. La diferencia de rendimiento entre una y otra tarjeta es la menor de toda la comparativa, situándose en torno al 15% para la Aorus.




------------------------------------------------------


RUIDO Y TEMPERATURA

Conviene tener en cuenta que cada usuario puede obtener valores diferentes dependiendo de la caja y la ventilación de la misma.

REPOSO / IDLE
Si algo destaca en la AORUS es que detiene por completo sus ventiladores (FAN STOP) cuando no estamos jugando. Esta característica me ha gustado mucho porque reduce en unos cuantos decibelios el ruido que hace el ordenador cuando estoy editando fotos o navegando por internet, pues pasa a ser totalmente silenciosa (0dB) con una temperatura que ronda los 40ºC.


PLENA POTENCIA / FULL
En cuanto nos ponemos a jugar, los ventiladores de la AORUS comienzan a girar para disipar el calor de la tarjeta siendo capaces de mantenerla sobre los 80ºC sin subir las revoluciones del 70%. (Medido con eVGA Precision X) También podemos crear un perfil a medida para ajustar las revoluciones a nuestro gusto.




------------------------------------------------------




AORUS GRAPHICS ENGINE

El software que nos ofrece Gigabyte para monitorizar la tarjeta y para controlar todas sus características es una versión descafeinada de los conocidos PrecisionX de eVGA y Afterburner de MSI, pero que estamos obligados a instalar si queremos configurar la iluminación de nuestra Aorus o actualizar la BIOS.
Desde él también podremos crear diferentes perfiles de overclock, así como elegir si queremos que la gráfica utilice la opción de apagar la ventilación con baja carga de trabajo (FAN STOP) o que por el contrario siempre esté activa.




------------------------------------------------------





CONCLUSIONES

Analizando los resultados podemos concluir que la Aorus es capaz de mover la gran mayoría de los juegos actuales con absolutamente TODOS los ajustes al MÁXIMO a 2K y 60fps constantes.
De los 10, sólo el Ghost Recon Wildlands se ha quedado un poquito por debajo (55fps), pero a poco que bajemos un punto un par ajustes ya superamos los 60fps de nuevo.

Si hacemos memoria, la diferencia de las tarjetas Ti con respecto al modelo anterior era más o menos de un 20%, pero con la generación Pascal, si sustituimos una GTX1080FE por una Aorus 1080Ti Xtreme obtendremos en torno a un 40% de rendimiento extra en resoluciones 2K, que es una diferencia más que considerable.

Estamos ante una auténtica bestia capaz de mover a 2K/60fps/Ultra ella solita todo lo que se le ponga por delante. Tiene un diseño espectacular, es silenciosa y está muy bien refrigerada, pero el precio supera los 800 euros de largo.



MI OPINIÓN

¿Merece la pena cambiar una GTX1080FE por una Ti...?

  • Si juegas a una resolución máxima de 1080p en un monitor de 60Hz definitivamente no. La GTX1080FE es capaz de lograr 60fps estables en todos los juegos.
  • Si juegas a 1080p en un monitor de 144Hz y quieres alcanzar esa tasa de imágenes por segundo, mi recomendación es que la cambies. 
  • Si tienes un monitor 2K (1440p ó 1600p) independientemente de la frecuencia de refresco, si, sin duda. Ese 40% de rendimiento extra le sienta muy bien a los juegos.
  • Si tienes un monitor 4K (3840x2160) es indudable que vas a necesitar toda la potencia necesaria, así que toca cambiar si o si.


¿...Ó Monto un SLI de GTX1080FE?


Como sabéis he sido usuario de SLI desde 2009 y no lo recomiendo porque, aunque ha mejorado en los últimos años, dista mucho de ser una solución ideal por depender de los perfiles y la buena disposición de los programadores para implementarlo en sus juegos. Además, muchos de ellos no lo soportan y mientras jugamos tendremos la otra tarjeta de adorno. Al instalar una sola tarjeta notaremos más suavidad, menor consumo, inferiores temperaturas y menos ruido.

Además, la GTX1080 se están vendiendo de segunda mano alrededor de los 450-500 euros. Te va a costar lo mismo comprar otra de segunda mano que vender la tuya por ese precio y poner otros 300-400 euros para comprar una 1080Ti nueva y disfrutar de un 40% más de rendimiento de forma instantánea.



Espero que os haya resultado interesante la entrada. Si tenéis cualquier duda o sugerencia no dudéis en escribirlos debajo, trataré de responderlos a la mayor brevedad.

Muchas gracias por leer.


Un saludo,
© Ismael Jordá