sábado, 14 de mayo de 2011

Mi Estilo - Respuesta

Recibo bastantes mensajes privados de gente interesada acerca del procesado de mis fotos de fauna, por lo que trataré de explicar en pocas palabras el resultado final de la mayoría de mis fotos con esta temática...
Águila Calva en el Zoo de Madrid y Orangután en el Zoo de Berlín
Águila: Nikon D300s + Nikkor 300mm VR - 1/1000 - f8 - Iso 800
Orangután: Nikon D2x + Sigma 100-300mm @ 280mm 1/1000 - f4 - Iso 450



Todas las fotografías están realizadas en entornos controlados, como Zoos o Parques Naturales.


Lo más importante es una buena foto de origen y para ello debes tener en cuenta varios puntos muy importantes:
  • FONDO: lo más bonito de una foto de fauna es que parezca que el animal está en libertad, por eso hay que prestar especial atención al entorno que le rodea y que no salgan elementos indeseados. Trato de buscar fondos oscuros con zonas muy iluminadas en las que espero que se coloque el animal.
  • VERJAS: Muchas veces existen verjas entre el animal y nosotros. Para que no salgan en la foto o para intentar minimizar el efecto, hay que tratar, en la medida de lo posible, pegar el objetivo a los barrotes y enfocar al animal a través de ellos, verás como se difuminan y no salen en la foto.
  • ¿DONDE ENFOCO...?: Siempre a los ojos. Y trata de ponerte al mismo nivel que el animal que fotografías para transmitir cercanía.
  • ¿QUÉ VELOCIDAD UTILIZO...?: Hay que procurar por todos los medios que la foto no quede movida porque entonces no valdrá para nada. Como los animales son impredecibles ajusto la velocidad de obturación en torno a 1/1000 tratando de compensar la falta de luz con la profundidad de campo o subiendo el Iso (no más de 800 para una Nikon D300s). Si el animal está tranquilo como en los ejemplos del Loro o del Leopardo de más abajo, relajo un poco la velocidad, pero lo suficientemente alta como para que no quede movida, así que compruebo continuamente los resultados en la pantalla de la cámara hasta que doy con la combinación adecuada.

Hipopótamo en Zoo de Berlín y Loro en Faunia (Madrid)
Hipo: Nikon D2x + Sigma 100-300mm @ 300mm 1/500 - f4 - Iso 800
Loro: Nikon D300s + Nikkor 200-400mm @ 400mm 1/80 - 1.3EV - f4 - Iso 800


Leopardo en el Zoo de Berlín
Nikon D2x + 70-200mm @ 180mm 1/25 - f2.8 - Iso 100

En esta ocasión, mereció la pena esperar a última hora de la tarde para fotografiar a los leopardos, que al estar más tranquilos, observaban con curiosidad pero sin moverse todo lo que ocurría a su alrededor.
Eso me permitió componer la escena, centrar el enfoque en sus ojos obviando los barrotes de la jaula, y apoyando mi cuerpo en una pared cercana mientras aguantaba la respiración, hacer un disparo de 1/25s que consiguiera captar toda la magia del único rayo de luz que se colaba en su cautiverio, resultando una fotografía nítida de este animal tan poderoso en su momento de descanso.

EL RETOQUE - MI ESTILO
No tengo ninguna 'acción' o 'filtro secreto' de Photoshop con el que conseguir convertir una foto en lo que veis. De hecho, no me gustan los filtros porque hacen que se parezcan las fotos de todos los que tienen y utilizan ese filtro o acción.

Mis fotos originales se parecen bastante a lo que luego sale al final, porque al gustarme determinados tipos de luz con el sujeto iluminado sobre fondo oscuro, como si estuviese en un estudio, me espero hasta que aparece la que quiero, tanto en zoo como en libertad.
  1. Ajusto el histograma.
  2. Equilibro los colores.
  3. Potencio lo que me parece que hay que potenciar utilizando capas y pinceles de distinta densidad.
  4. Y finalmente le doy un poco de enfoque.
De todos modos ya digo que no es nada del otro mundo, sólo tener claro lo que quieres conseguir y paciencia, mucha paciencia...


Salu2,
ROCKET
© Ismael Jordá